SantaFeDeportivo.com
  • Bruno Urribarri fue uno de los mejores en Sarandí.

2011-08-11 06:39:34

Habilitados
Llegaron las habilitaciones de Chevantón y Pellegrino. Trabas por Lima, pero allí debutó Bruno Urribarri quien fue uno de los puntos altos del equipo

Llegó en silencio, casi en puntas de pie, como pidiendo permiso, sin embargo en su presentación con la camiseta de Colón demostró que no vino a Santa Fe a pasar inadvertido más allá de no llegar con la chapa con la que otros jugadores arribaron a la institución.

El nombre en cuestión es Bruno Urribarri quién en el debut ante Arsenal fue uno de los puntos más altos que tuvo el equipo que conduce Mario Sciacqua, fundamentalmente en el complemento cuando se soltó más y aportó toda su frescura a la hora de pasar al ataque que en definitiva es lo que mejor sabe hacer.


Recordemos que en la semana no iba a ser elemento titular, ya que el entrenador sabalero se había inclinado por el uruguayo Pablo Lima, sin embargo el lateral charrúa no fue habilitado y en consecuencia Urribarri ocupó el sector izquierdo de la defensa.


En la semana posterior a la victoria ante Arsenal, Urribarri visitó diario UNO para charlar con Ovación y Dame Gol que se emite por la Red 96.7 para contar sus sensaciones respecto al primer encuentro y al mes que lleva de trabajo con el plantel.


“Uno estaba al tanto de la situación sabiendo que si no llegaban los papeles de Pablo (Lima) iba a tener la posibilidad de jugar. Por suerte tuve la oportunidad y en estos casos lo ideal es tener la chance al menos de disputar los 90 minutos para demostrarle al técnico, a la gente y a uno mismo que puede jugar con la camiseta de Colón”, fueron sus primeras palabras y la carta de presentación.

 

En relación a lo que fue el partido del sábado y al muy mal primer tiempo que jugó el elenco rojinegro el defensor entrerriano puntualizó: “en los primeros 45 minutos Arsenal presionó bastante con los pelotazos frontales a Obolo y por ese motivo se nos hizo complicado salir y nunca tuvimos la posesión de la pelota. En el segundo tiempo esa situación varió y gracias a Dios dimos vuelta el resultado y eso no es un dato menor en el fútbol actual.

 

—¿Te costó la vuelta al fútbol argentino luego de tres temporadas en Grecia?


—Uno estaba un poco ansioso en ese sentido ya que había estado tres termporadas fuera del país. Si bien yo tenía continuidad y jugué muchísimos partidos en Grecia, lo cierto es que no se trata del mismo nivel futbolístico. Por eso estoy contento y disfruto de retornar al fútbol argentino que es muy apasionante.


—¿Qué se habló en el vestuario luego de un muy flojo primer tiempo?


—Nos fuimos un poco bajoneados al entretiempo puesto que no le encontrábamos la vuelta al partido, pero justamente en esa circunstancia es en donde tienen que aparecer los hombres antes que los jugadores de fútbol y Colón es un equipo de hombres que lo demostró el otro día al revertir el resultado.


—La sensación es que sufrieron demasiado las pelotas paradas en contra sobre todo en el primer tiempo...


—Creo que estuvo un poco a la vista esa situación, no obstante en la previa estábamos al tanto de que Arsenal se hacía fuerte en ese aspecto. Afortunadamente no lo sufrimos demasiado como para terminar pagándolo caro y en el segundo tiempo lo pudimos controlar.


—¿Sos consciente que fuiste uno de los puntos más altos del equipo?


—Sinceramente no me gusta hacer demasiado hincapié en el tema personal, de todos modos es positivo tener una buena actuación en el arranque ya que le permite sacar conclusiones al entrenador luego de 90 minutos y mucho más si el rendimiento es aceptable. Además es muy importante para el plantel que exista competencia en todos los puestos no solo en el lateral izquierdo, dado que eso va a contribuir a que el equipo sea más competitivo.


—Da la sensación que te sentís más cómodo a la hora de pasar al ataque y de manejar el balón teniendo en cuenta la técnica que posees...


—Yo creo que antes que nada el lateral siente la obligación de tener que defender, después si cumple con ese trabajo obviamente que va tomando confianza para aportar lo máximo en ataque siempre y cuando sea en función del equipo y no del beneficio personal.


—¿Con qué plantel te encontraste en Colón?


—Apenas se me presentó la chance de jugar en Colón le fui tomando el gusto y la verdad que llegué a un grupo muy bueno y desde el primer día me sentí muy cómodo. No sé si llamarlo un grupo de gente grande pero sí de mucha experiencia y eso le hace muy bien a cualquier plantel.


—Del torno extrafutbolístico que nos podés decir...


—Santa Fe es una ciudad muy linda en la que se respira mucho fútbol y ese es un dato alentador y que te genera mayor responsabilidad. Caí a un grupo bárbaro y por ese motivo el famoso período de adaptación durante la pretemporada se dio muy rápido.


—¿Cuáles son a partir de ahora tus desafíos?


—Pienso que entrenando duro, matándose en los entrenamientos y pudiendo demostrar sus condiciones como ocurrió el sábado, uno sabe lo que puede rendir dentro de una cancha. Lo único que le digo al hincha de Colón es que voy a seguir de esta manera con la consigna de meter y dejar todo, después si puedo aportar en ataque no tengo dudas que va a ser bienvenido.


—En estos casos me parece que lo más importante es que demostraste en 90 minutos que podés jugar con la camiseta de Colón más allá del nombre que tenés (Bruno es el hijo del gobernador de Entre Ríos Sergio Urribarri)...


—La verdad que esa es una circunstancia con la que uno cargó siempre, por así decirlo, pero uno está tranquilo y es consciente que entrenando duro y teniendo la posibilidad de jugar puede estar a la altura de los acontecimientos.


Fuente: SFD-Unosantafe

 
Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram