2019-08-08 12:52:21

Juegos Panamericanos Argentina festeja con dos nuevos oros en el remo y sube en el medallero.
Las consagraciones llegaron en el doble par y en cuatro sin timonel. Iván Carino, Agustín Díaz, Axel Haack y Francisco Esteras ganaron la final de cuatro remos y son campeones panamericanos.

El agua ya le había dado grandes alegrías con el canotaje a Argentina en el arranque de los Juegos Panamericanos. Y ahora otra vez aparecieron las sonrisas, pero desde el remo, con dos oros y un bronce que prometen ser sólo el preludio de más éxitos.
 
Se trata, esta, de una disciplina de habitual éxito para las delegaciones albicelestes. Al cabo, con las dos preseas doradas de hoy son 42 primeros puestos en la historia y 113 en total.
 
Cristian Rosso y Rodrigo Murillo se consagraron campeones panamericanos en la Albufera Medio Mundo en la carrera de doble par de remos cortos, con un tiempo total de 6m25s16, dejando atrás, a 2s27, a la pareja cubana y a 4s56 a los brasileños, que llegaron en el tercer puesto.
 
"Era lo que veníamos a buscar pero nunca es fácil. Hace rato, muchos muchos años que trabajamos por esto y conseguirlo es una alegría inmensa", aseguró Rosso. Murillo, por su parte, evaluó la regata y explicó: "Salimos fuertes, adelante, pero hasta la mitad la regata fue muy pareja. En la segunda parte fuimos el mejor bote e hicimos la diferencia. Los otros países se la jugaron a mantenerse en lugares de podio, nosotros no nos desesperamos, atacamos y en los últimos 500 metros ya sabíamos que la íbamos a ganar porque nos sentíamos bien".
 
Muy poco después, Oriana Ruiz y Milka Kraljev se llevaron el bronce en la prueba femenina de doble par, donde se impusieron las cubanas Aimee Hernández y Yariulvis Cobas, en 7m10s74, seguidas por la pareja estadounidense a 1s98. Las argentinas quedaron a 8s11 de las ganadoras.
 
Fue un buen resultado para las chicas ya que, si bien querían el oro (y tenían con qué lograrlo) Milka, por ejemplo, tomó estos Juegos, los últimos de su carrera, como la última gran prueba para probar su techo individual, poniendo ahí su foco.
 
Pero entonces llegó el turno de un nuevo oro, esta vez en la especialidad de cuatro sin timonel, donde se alzaron con la victoria Iván Carino, Francisco Esteras, Axel Haack y Agustín Díaz. El tiempo de los argentinos fue de 6m07s02, y dejaron atrás al equipo cubano por 2s51 y al brasileño por 3s65.
 
De esta manera Argentina llegó a los 19 oros en los Panamericanos, donde consiguió -al menos transitoriamente- desplazar a Cuba del quinto puesto del medallero. Las dos delegaciones registran hasta ahora la misma cantidad de primeros puestos, aunque Argentina por ahora prevalece por su mayor cantidad de preseas plateadas (20, contra 15 de los de la isla).
 
La cosecha ya superó el único oro que se había ganado en Toronto 2015 (donde se sumaron ocho medallas en total). El cuatro remos mejoró aquel tercer puesto para subirse a lo más alto del podio y la dupla Rosso-Murillo pasó de la plata al oro.
 
Además de las más de 100 medallas panamericanas de las delegaciones argentinas a lo largo de la historia, el remo es una disciplina que le otorgó varias otras alegrías al país, incluso en Juegos Olímpicos. Allí, en el mayor evento deportivo de la humanidad, las cuatro medallas (una de oro, una de plata y dos de bronce) conseguidas lo ubican, junto al fútbol, entre los siete deportes más exitosos luego del boxeo, el yachting, el atletismo, el tenis y el hóckey sobre césped.
 
 

Fuente: SFD-Radio Gol 96.7 fm-tycsports.com

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram