2019-04-06 12:12:08

San Lorenzo y San Martín de Tucumán empataron en el cierre del torneo
En la Ciudadela fue 0-0 entre el Ciclón, que terminará último por primera vez en su historia, y el Ciruja, que descendió a la B Nacional.

San Martín de Tucumán, el primer condenado al descenso a la B Nacional, se despidió de la Superliga con un pálido empate sin goles con San Lorenzo como local, en el partido que abrió la última fecha del campeonato.
 
El Ciruja tomó el protagonismo desde el comienzo, con la intención de despedirse de la categoría del mejor modo ante los más de 30 mil aficionados que fueron a darle su apoyo, a pesar de que los dirigidos por Ricardo Caruso Lombardi no pudieron mantenerse en la máxima categoría tras el ascenso alcanzado en 2018.
 
Sobre los 13 minutos, los locales generaron una buena combinación que derivó en una entrada por derecha del uruguayo Hernán Petryk, que fue derribado en el área por Gabriel Rojas en un claro penal que no fue sancionado por el árbitro Pablo Dóvalo.
 
Esa ocasión podría haberle permitido al conjunto tucumano ponerse en ventaja, algo que merecieron al cabo de los primeros 45 minutos por su empuje, fervor y con algunas llegadas peligrosas.
 
El Ciclón, de muy pobre campaña y que será último por primera vez en su historia luego del descuento de seis puntos, presentó esta noche una formación alternativa porque el martes deberá jugar con Melgar por la Copa Libertadores.
 
Así y todo, el equipo dirigido por Jorge Almirón ofreció otro flojo desempeño, inquietando a Pedro Fernández con un par de disparos sobre el final de la etapa.
 
Al inicio del segundo período se observó a un conjunto del Bajo Flores más animado y con más enjundia, que lo llevó a tener una propicia ocasión cuando entró por izquierda el colombiano Andrés Rentería, cuyo violento remate fue desviado por Fernández con su pie izquierdo.
 
Instantes después debió salir Nahuel Barrios, afectado por una lesión en el isquiotibial derecho, por lo que ingresó Héctor Fértoli.
 
Sobre los 19 minutos, el juego debió detenerse a consecuencia de que hinchas tucumanos comenzaron a arrojar fuegos de artificios, sumado a bengalas y bombas de humo con los colores rojo y blanco desde una de las tribunas cabeceras. Eso impedía la visualización sobre ese sector. Luego de seis minutos, el juego se reanudó.
 
De allí hasta el final, el juego resultó discreto y equilibrado con falta de resolución en la última jugada por parte de ambos ataques, razón por la cual la igualdad fue lo más justo para el cierre de una magra campaña de San Lorenzo y el descenso de San Martín.
 
La despedida del Santo tucumano concluyó con la invasión al campo de juego por cientos de simpatizantes en busca de capturar alguna camiseta o pantalón de sus jugadores como recuerdo del paso por la Superliga 2018-2019.

Fuente: SFD-Radio Gol 96.7 fm-tn.com.ar

Seguinos
Facebook
Instagram
Twitter
Instagram