SantaFeDeportivo.com

2019-01-14 13:07:39

El Tate sufrió una baja de peso en el arranque de la semana en La Feliz.
Unión se prepara para el amistoso del miércoles ante Boca, donde no podrá estar Jonathan Bottinelli quien recibió un permiso para viajar a Buenos Aires.

Unión tiene muchas limitaciones a la hora de la logística a emplear durante todo el año, en cuanto a viajes a lugares lejos de Santa Fe y contratación de jugadores. Pero hay una cuestión que Leonardo Madelón no negocia, ya que en verano las pretemporadas se realizan en Mar del Plata.
 
La concentración no solo sirve para trabajar en un lugar donde la temperatura es una aliada de los duros trabajos físicos, sino que también es clave para que los jugadores compartan dos semanas de convivencia, que sirve para formar el grupo y estrechar lazos.
 
Todo venía bien para los dirigidos para Leonardo Madelón, hasta que Jonathan Bottinelli sintió un fuerte dolor en la parte posterior del muslo izquierdo que no le permitió entrenarse con normalidad en varios de los últimos entrenamientos.
 
Cuando se temía que fuera un desgarro, el estudio que se le realizó determinó que no tenía un compromiso muscular de esa magnitud, lo que trajo mucho alivio. Pero el dolor persistió y al jugador le costó muchísimo ocultar su fastidio y bronca.
 
De hecho no fue titular en el cotejo ante Aldosivi, y el cuerpo técnico le dio un permiso especial para que viaje a Buenos Aires para realizarse un nuevo estudio médico y pueda cambiar su ánimo al estar cerca de su familia.
 
Para este lunes por la noche se lo espera en la concentración tatengue, aunque es un hecho que en el cotejo ante Boca, del próximo miércoles a partir de las 22.10, en el José María Minella, no podrá ser considerado.
 
De hecho es poco probable que pueda estar en condiciones de jugar en el primer partido del año, que el Tate disputará el próximo miércoles 23 de enero, desde las 21, ante River, en el Monumental, en el postergado de la fecha 12 de la Superliga.
 
En cuanto al panorama del equipo, este lunes por la mañana se reincorporó a las tareas normales Santiago Zurbriggen, quien había sufrido un fuerte golpe en uno de los entrenamientos. 
 
Sin embargo, el que tampoco pudo trabajar a la par del resto de sus compañeros fue el delantero Matías Gallegos, quien fue preservado debido a que padece una contractura.

Fuente: SFD-Radio Gol 96.7 fm-unosantafe.com.ar

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram