SantaFeDeportivo.com

2019-01-10 09:44:32

Martín Rabuñal, el volante que estaría en el radar de Unión.
La dirigencia del Tate mira también en el exterior y, ante los rumores de salida de Manuel De Iriondo, habría preguntado por este uruguayo

"Buscamos jugadores en ofensiva", reconoció en las últimas horas el entrenador de Unión, Leonardo Madelón. No es algo nuevo, ya que desde antes de la venta de Franco Soldano a Olympiacos de Grecia se sabía de las necesidades. Ni hablar con esta salida y por eso el DT se pone cada vez más impaciente pese a saber lo complicado que está el mercado de pases.
 
 
Suena a hasta reiterativo comentar que las prioridades siempre fueron Walter Bou y Maximiliano Cuadra, pero el escenario luce frío ante las metas de los clubes dueños de sus pases: tratar de incluirlos en negociaciones o cederlos al exterior en cifras mayores. Ante esto la dirigencia del Tate está atada de manos y solo le queda esperar. El tema es saber cuánto aguardar, ya que la pretemporada es corta y el 23 de enero volverá a la actividad oficial visitando a River en el duelo pendiente de la 12ª fecha de la Superliga.
 
 
Pero se habla poco de los jugadores que pueden emigrar, más que nada porque el DT dejó en claro que no quiere que le toquen la base principal. Esto atendiendo a que circulan versiones sobre el posible interés que habría por Manuel De Iriondo que, si bien es tenido en cuenta, no arrancaría como titular.
 
 
En su momento se especuló con un ofrecimiento de Unión La Calera de Chile, pero la realidad es que formalmente al club no llegó nada. Por las dudas, la dirigencia encabezada por el presidente Luis Spahn no se quedó y por las dudas estaría consultando las cotizaciones de algunos extranjeros. En este caso por el uruguayo de Defensor Sporting, Martín Rabuñal.
 
 
Es el típico volante de contención charrúa: aguerrido y de neto quite. Tiene 24 años (22 de abril de 1994) y mide 1,83 metro. En primera instancia se consultó sobre un préstamos sin cargo, algo que el club dueño de su pase no aceptó. Fue ahí como expuso que podría darse una salida a cambio de una suma en dólares y Unión automáticamente habría desistido.
 
 
Luis Spahn reconoció en reiteradas ocasiones que no se cuenta con el dinero suficiente para afrontar este tipo de tratativas, por lo que todo se frenó. Esto no quiere decir que no pueda reflotarse, ya que para los uruguayos siempre jugar en Argentina es un desafío. Pero así como están las cosas, hoy la acción no prosperaría.
 
 
De todas maneras, esto sería siempre y cuando Manuel De Iriondo se aleje, sino no se buscaría a nadie. El mercado de pases luce más complejo de lo esperado para Unión y por eso se trata de agudizar el ingenio para cumplir los pedidos de Madelón. 

Fuente: SFD-Radio Gol 96.7 fm-unosantafe.com.ar

Seguinos
Facebook
Instagram
Twitter
Instagram