2018-12-09 20:43:36

Lanús se lo dio vuelta a Talleres y toma aire con los promedios
Con un doblete de Ribas ganó 2-1 en el Sur. Nahuel Bustos había convertido el 1-0 para la visita.

De la cabeza terminó el año Lanús. Con dos cabezazos de Sebastián Ribas selló una victoria. De la cabeza festejaron sus hinchas este tercer triunfo en la Superliga. Con cabeza firme logró imponer su juego y establecer superioridad sobre Talleres durante varios lapsos del partido.
 
Y deberá utilizar la cabeza para rearmarse para el año próximo. Acertar con los refuerzos -Lanús es especialista en este tema, suele ser un excelente comprador en cada mercado- para apuntalar a su nueva camada de juveniles.
 
Sorprendió Talleres, otro que anduvo a los tumbos en esta Superliga y lejos de antecedentes anteriores, con una asistencia de Maroni que dejó a Nahuel Bustos frente a Matías Ibañez. Y el delantero definió muy bien con apenas 12 minutos de juego y los equipos empezando a acomodarse.
 
Otra espléndida asistencia, esta vez de Di Plácido, fue cabeceada por Ribas directo al 1 a 1. Y a partir de esta igualad, Lanús ofreció lo mejor. Con aquel viejo y característico juego asociado, utilizando la cancha a lo ancho y siendo profundo y agresivo en los metros finales. Varias llegadas asociadas con precisión en velocidad, salpicadas con algunos intentos de media distancia, hicieron mover bastante a Herrera y a su defensa que no ofreció seguridad.
 
Sin embargo debió aguardar hasta los 9 minutos del segundo tiempo, segmento del partido donde el equipo de Luis Zubeldía mantuvo su intensidad, con otra definición de cabeza del uruguayo Ribas, cumpliendo esa repetida máxima futbolera:dos cabezazos en el área es gol. Torsiglieri metió el primer frentazo, recepcionando un córner en el primer palo, y Rib as, entrando libre, cabeceó al 2 a 1.
 
Reaccionó Talleres, siempre correcta y criteriosamente arrancando de atrás con Guiñazú. Y el ingreso de Mauro Ortiz le puso picante a la punta derecha con sus hábiles y punzantes desbordes. Con un juego vertical el conjunto de Córdoba complicó, más allá que Lanús seguía siendo más. Un atajadón de Matías Ibañez ante un tiro de Juan Ramírez de afuera evitó el empate. Poco después el arquero volvió a lucirse tapando un tiro de media distancia de Pochettino.
 
Sobre la hora Lautaro Acosta, el símbolo permanente de Lanús, pudo ponerle la frutilla del postre a la noche feliz de Lanús;hizo todo bien menos la definición. Ya en el primer tiempo, Acosta también había elaborado un enganche perfecto y fallado en el remate. De todos modos, la cabeza de Lanús sólo estaba abierta para festejar.

Fuente: SFD-Radio Gol 96.7 fm-ellitoral.com

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram