2018-10-02 07:29:15

Vélez superó al difícil Aldosivi y sigue con su buen andar en el torneo
Con el objetivo de engrosar el promedio, le ganó 2 a 0 en Villa Luro. Vargas y Salinas fueron los autores de los tantos para el equipo de Heinze.

Tenía que ser el Mono Vargas, el distinto, el único que encendía la luz del talento y el desequilibrio en una noche oscura, el factor de desequilibrio. Justo cuando de la tribuna bajaba el canto “oh, oh. Es la hora de ganar” Vargas no dudó como un segundo antes dudo Bouzat y metió el derechazo cruzado y perfecto para sumar tres puntos valiosos para engordar más el promedio. Después, Rodrigo Salinas tuvo revancha luego de dos cabezazos fallidos y sentenció una victoria costosa pero merecida.
 
El primer tiempo fue flojo. Vélez reiteró lo que viene mostrando en el campeonato:mucha mucha tenencia de pelota, buen trato del balón pero sin profundidad. Tiene jugadores de buen pie, como Vargas y Giménez, pero le falta gol. Aldosivi, en tanto, con un buen inicio de temporada, quiere pelear arriba aunque a priori es uno de los candidatos a luchar por no descender. El Tiburón se mostró más vertical, intentó ir hacia adelante, pero tampoco tuvo llegadas y profundidad.
 
El encuentro se pareció a un control remoto, pero en pausa, o muy lento, sin que nadie se atreviera a apretar las flechitas para adelantar y cambiar de ritmo. El único que desequilibraba en Vélez era Vargas, quien bajaba para organizar el juego y para despertar a sus compañeros. Fue un pase del Monito el que habilitó a Roberto, quien quedó mano a mano con Pocrnjic pero definió mal y la pelota se fue por arriba del travesaño. Estuvo cerca después con un cabezazo de Salinas desviado y un remate de Gastón Díaz que salvó el arquero. La visita, más vertical, intentó sorprender por Castillón, Stracqualursi activo por el medio y Chávez por la otra punta, pero tampoco le alcanzó para darle explosión y fuerza al partido.
 
En la parte final Vélez justificó la victoria. Tuvo más presencia ofensiva, en especial por el ingreso del juvenil de 17 años Thiago Almada. Fue el socio ideal para Matías Vargas, siempre peligroso, siempre desequilibrante, siempre con el arco rival entre las cejas. Con ellos dos, más presencia en el área del Potro Salinas, quien ganó tres veces y la última fue adentro, el equipo que dirige Gabriel Heinze marcó la diferencia.
 

Fuente: SFD-Radio Gol 96.7 fm-clarin.com

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram