2018-08-18 11:37:38

Newell's exhibió más luces que sombras ante Independiente
Newell's mostró una mejor cara ante los rojos, fue intenso y tuvo actitud. Figueroa aportó fútbol en la vuelta de Formica.

Newell's arrastraba una deuda. Una mochila llena de reclamos y así se presentó en el Coloso. Con una necesidad enorme de borrar con juego y/o un buen resultado lo hecho hace siete días en Liniers. El técnico y los propios jugadores deslizaron esa obligación de pagar lo pendiente. Y la noche de viernes, ante un rival como Independiente, consiguió un resultado que entregó cierta satisfacción. Sobre todo porque algunos futbolistas levantaron su andar, como Víctor Figueroa y Héctor Fértoli. Y porque Mauro Formica tuvo su presentación oficial bajo una ovación importante, algo tan necesario en tiempos difíciles o de miradas dubitativas. Eso era lo que se esperaba anoche, un golpe anímico interesante para una lepra que está en busca de una identidad. Y el dato más destacable: dos veces logró levantar el resultado adverso.
 
Tres meses pasaron de la última presentación leprosa en el Coloso. Demasiado tiempo y muchas cosas pasaron en el medio. Como la renovación del equipo y el arribo de casi una decena de nombres nuevos. La separación momentánea de hinchas y jugadores condujo a un extrañamiento, por eso el Coloso lució pleno y cargado de euforia. La desazón del debut generó dudas, pero la pasión siempre es superior y la ilusión el antídoto para cualquier mal.
 
PUBLICIDAD
 
 
Es cierto que desde la visión externa Newell's no luce como un equipo confiable. No lo hizo en la Copa Argentina ante un conjunto del ascenso y tampoco con Vélez en el arranque. Pero, es cierto, necesita tiempo porque las caras nuevas llegaron hace poco tiempo. Aunque en el fútbol eso no abunda y el propio don Omar lo dejó en claro en reiteradas ocasiones.
 
Independiente llegó con todas las mieles por la conquista copera en Japón y un fútbol que lleva a la admiración de muchos. Una prueba interesante para un Newell's que busca su norte con intensidad y premura.
 
La motivación la brindaron Figueroa y Fértoli, sobre todo en la primera mitad. Porque encontraron el camino como para llegarle al rojo y hacer trastabillar a la defensa. Si hay algo reclamado una y otra vez es la generación de juego, y en los pies del Negro lo consiguió.
 
Por supuesto, la mirada estuvo centrada durante varios minutos en el banco, donde el Gato esperaba agazapado para pegar el salto a la cancha en su regreso tras más de un año. Y por esas cosas de las coincidencias cuando el reloj marcó los 33 minutos del complemento el volante, con la 33 en la espalda, ingresó por Figueroa para que los aplausos se duplicaran. Tanto por el que ingresaba como para el Negro por su buen desempeño.
 
No lo hizo en el momento ideal, porque a esa altura Newell's estaba en desventaja por la roja de Amoroso. Pero si algo mostró este Ñuls en el Parque fue intensidad y entrega física, argumentos importantes para anular a un rival siempre destacado por su toque exquisito. Y de esa forma despejó esos aires de grandeza y le jugó de igual a igual, más allá de las diferencias en cualidades futbolísticas de algunos futbolistas. A tal punto que si el rojinegro lo vencía no se podría hablar de injusticia.
 
La Lepra venía golpeado desde hace un largo tiempo. Una victoria era el antídoto para empezar a resolver parte de sus problemas. No lo consiguió, fue empate, pero remontando dos veces el marcador. Y así terminó redondeando una noche con más luces que sombras.
 

Fuente: SFD-La 96.7 fm Santa Fe-lacapital.com.ar

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram