2018-07-18 08:09:48

Por una cabeza, ganó Lanús por Copa Sudamericana
Lanús le ganó a Junior por 1-0 por un cabezazo de García Guerreño. La revancha, dentro de una semana en Colombia.

Lejos, muy lejos de Rusia, la tendencia que dejó la Copa del Mundo se extendió hasta Lanús en una noche fría, lluviosa. La captó el Granate, la llevó adelante con esa fórmula que tanto se vio en muchas selecciones y que les permitió avanzar en el certamen. La pelota parada, la vedette de la última cita mundial, tuvo su versión en el Sur. Y le dibujó una sonrisa al elenco de Carboni.
 
No le sobraron las luces a Lanús. Por el contrario, le faltaron durante gran parte del partido. Pero supo ser práctico cuando más le costaba progresar. Un buen centro de tiro libre desde la derecha de Barrientos y la cabeza de García Guerreño les pusieron la firma a un triunfo ajustado en el que quedó la sensación de que si Lanús se animaba a más podría haber sacado más distancia en la chapa.
 
Le faltó más determinación en el primer tiempo. Y elaboración. Porque fue demasiado vertical, con jugadores que corrían más rápido que la pelota, carente de combinaciones. Sin pausa ni justeza. Dependió mucho de las corridas de Acosta o del balón quieto que siempre exponía flaquezas defensivas en Junior.
 
El Grana se amigó más de la bocha en la etapa final. Aparecieron algunas sociedades, ya sin tanto vértigo y con llaves que encontraba al abrir la cancha hacia la derecha, por donde llegaban los buenos envíos de Barrientos. Coniglio, bajando a pivotear, aguantaba y descargaba, aunque casi nunca quedó de frente al arco. Sólo una vez, con un cabezazo que el arquero no pudo contener y derivó en el travesaño. No obstante, fueron sólo momentos de superioridad. Lanús siguió desplegando poco juego.
 
Sufrió también innecesariamente sobre el final ante un rival inferior en jerarquía, que se adelantó y, con chirolas nomás, le movió el piso. Con más empuje que claridad, pero tuvo un par de remates que causaron zozobra e hicieron revolcar a Andrada. Los colombianos, más insinuaciones que concreciones. Buen manejo hasta tres cuartos, aunque sin agresividad ni cambio de ritmo. Con Teo Gutiérrez sin un buen socio, más allá de su gran clase para rebotarla de espalda, girar y picar al área.
 
Lanús ganó por una pelota parada y porque hizo algo más en pasajes den el segundo período. En Modo Mundial, con la bola por alto, se llevó la ida. Con austeridad, claro.
 
La revancha será el próximo martes a las 21.45 (hora argentina) en Barranquilla. 
¿COMO PASA LANUS?
Si gana, empata o pierde por uno de diferencia marcando algún gol. Si pierde 1-0, habrá penales.​


Fuente: SFD-La 96.7 fm Santa Fe-ole.com.ar

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram