2018-06-17 16:56:03

Cómo dejar atrás la amargura del debut en el Mundial: práctica al sol y un asado, el plan de la selección en el domingo
El día después del debut mundialista, que hicieron Jorge Sampaoli y los jugadores de la Selección Argentina luego del empate ante Islandia.

RONNITSY, Rusia.- El sol quema por primera desde que la selección llegó a esta ciudad. Jorge Sampaoli elige una visera blanca para cubrirse de los rayos y dirigir la práctica al filo del mediodía, después de fallar en sus repetidos intentos por darle arranque al cochecito de golf en el había llegado a la cancha principal del Bronnitsy Training Centre, una métafora de lo que le había pasado a la Argentina en el estadio del Spartak unas horas antes. En un rato volverá a subirse a él para recorrer los 200 metros hasta la concentración, invitado por un olorcito argentino: habrá asado. La comida, planeada durante la semana para toda la delegación, ayuda también para empezar a cambiar las caras: el empate contra Islandia en el debut en el Mundial Rusia 2018 complicó los planes.
 
¿Cómo tramitar el después de la decepción provocada por el 1-1 en Moscú? Anoche, al regreso del estadio, los jugadores cenaron y vieron en la pantalla gigante del comedor la primera parte del triunfo de Croacia ante Nigeria. Para el final del partido, ya cada jugador estaba en su habitación. El resultado no había colaborado con la causa: un empate hubiese sido leído mejor. Ahora, el margen de error para Lionel Messi y compañía se achicó considerablemente, por lo que ganarle el jueves al equipo europeo asoma imperioso.
 
A la mañana, después del desayuno, el grupo se dividió en dos. Los que fueron titulares trabajaron en el gimnasio, llevando a cabo las típicas tareas regenerativas que se indican tras haber jugado. Los que no jugaron y los tres que ingresaron durante el segundo tiempo (Éver Banega, Cristian Pavón y Gonzalo Higuaín) fueron quienes se movieron en la cancha, primero con el profesor Jorge Desio y luego con Sampaoli. Enérgico, el entrenador acompañó con gritos de aliento un ejercicio en espacios reducidos, que constaba de jugar a un toque. En una tribuna seguía la acción Claudio "Chiqui" Tapia, presidente de la AFA.
 
Después vino el asado para la nutrida delegación que vive aquí, compuesta por alrededor de 90 personas. A la hora de la siesta, el lugar se llenaría de voces juveniles, no precisamente las de los sparrings de la Sub 20: familiares de los jugadores llegaban a la concentración, listos para celebrar el día del padre. Una cita ya agendada, al cabo, serviría para terminar de espantar las malas sensaciones del debut. Y enfocarse, ya desde el entrenamiento del lunes, en la obligación que tienen por delante: vencer a Croacia.
 
 

Fuente: SFD-La 96.7 fm Santa Fe-canchallena.com

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram