2018-05-11 07:22:24

La satisfacción por encima de la eliminación en NOB
Newell's volvió a mostrar su mejor cara futbolística, dio pelea ante Paranaense y los jugadores se fueron ovacionados.

"Soy de Newell's, soy de Newell's ". El triunfo por 2 a 1 ante Paranaense no había alcanzado y Newell's estaba eliminado de la Copa Sudamericana. Lo que debía ser una profunda tristeza por ponerle punto final a la competencia internacional fue modificado por satisfacción plena. Alegría, felicidad y orgullo por lo que mostró el equipo en la lluviosa noche en el Coloso. La gente se puso de pie para despedir a sus muchachos cantando y rompiéndose las manos. Y fue Luis Leal el que encabezó el top five en esa muestra leprosa porque se llevó todos los elogios surgidos frente al rojinegro de Brasil.
 
Otro Newell's, muy diferente al que jugó y fue humillado en Brasil, se presentó en el Parque. En una jornada que buscaba ser épica y quedar escrita con barro en la historia rica de la Lepra. Sí, estuvo a un ápice de conseguirlo. Porque la Pantera fue un asesino del arco y a pura potencia y ubicación hizo revivir a un equipo que tiempo atrás mostró su peor versión. Prácticamente con los mismos actores casi dio el golpe de sorpresa en el jueves de Copa frente a un rival que se sintió superado, sorprendido e impactado.
 
PUBLICIDAD
 
No es ningún descubrimiento que Newell's es otro con Leal en cancha. Lo extrañó en Brasil y en cada partido que estuvo ausente al equipo le faltó gol. Anoche la Pantera lució intratable, metió dos zarpazos y estuvo ahí nomás del triplete. Es un jugador fundamental y el delantero más importante del equipo, por eso la gente le gritó "el negro no se va" cuando dejaba el césped del Coloso con la eliminación consumada. Por supuesto que el futuro del delantero será un tema de intensa discusión de aquí en más para que pueda permanecer en la entidad. Todo dependerá de la cuestión económica y de las voluntades de las partes (ver aparte).
 
Pero lo vivido en el Coloso fue algo llamativo porque había dejado de ser normal que las muestras de alegría y satisfacción aparecieran tras una derrota o eliminación como en este caso. Más aún en este Newell's que venía a los tumbos en cuanto al juego y rendimiento de los futbolistas. Anoche, como ocurrió en los últimos cotejos, la cara fue muy diferente. Recuperó un juego colectivo, se mostró más competitivo y agresivo. Y, sobre todo, con un carácter que le permitió elevar su rendimiento y eso fue valorado por la gente. Esa misma que mostraba su reprobación tiempo atrás.
 
La Lepra construyó la victoria a base de entrega y de pensar siempre en jugar en el campo adversario. Siendo intenso, más que nunca, para intentar llegar a una hazaña que podría haber marcado un antes y un después de un equipo que fue transitando por diferentes estados en este semestre. Y archivar todos los cuestionamientos. Más allá de que no le alcanzó y se quedó en la puerta de la clasificación, el esfuerzo fue reconocido de manera intensa. Con todo un estadio casi colmado gritando de pie "soy de Newell's". Sí, anteponiendo la satisfacción por encima de la eliminación copera.
 

Fuente: SFD-La 96.7 fm Santa Fe-lacapital.com.ar

 
Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram