2018-01-27 09:21:53

Cvitanich hizo dos y Banfield lo dio vuelta en Victoria
Con un doblete de Darío Cvitanich, el Taladro se quedó con tres puntos fundamentales frente a Tigre (debutó el "Lobo" Cristian Ledesma como DT), en la reanudación de la Superliga.

Banfield recuperó la sonrisa en Victoria. En la reanudación de su camino por la Superliga se reencontró con el triunfo luego de cuatro fechas: venció 2-1 a Tigre con un doblete de Darío Cvitanich, el segundo, de penal, en la última jugada del partido y con ese grito también volvió a sonreír Julio César Falcioni, el entrenador del Taladro que siguió el partido desde la tribuna tras recuperarse de una operación por un nódulo en la laringe que se complicó y que lo dejó internado nueve días en terapia intensiva.
 
En Tigre la derrota cayó como un balde de agua fría. El penal sobre el final dejó al Matador con las manos vacías en el debut del Lobo Cristian Ledesma como entrenador y ahora acumula cuatro derrotas consecutivas.
 
En un minuto de juego, Tigre generó las chances más claras, pero el que salvó a Banfield fue el arquero colombiano Mauricio Arboleda: primero le sacó un cabezazo a Lucas Janson y enseguida tapó otro de Ignacio Canuto. El marcador se abrió a los 25 con un penal de Carlos Luna. El Chino había recibido un topetazo de Jorge Rodríguez en el área que Néstor Pitana consideró infracción. Desde los doce pasos, el delantero cordobés no falló y Tigre se ponía en ventaja.
 
Sin embargo, Banfield reaccionó rápido y llegó al empate tras una gran maniobra colectiva: Nicolás Bertolo desbordó por izquierda y envió un centro pasado que Pablo Mouche bajó de cabeza hacia el corazón del área donde apareció Darío Cvitanich para definir de zurda y establecer el 1-1.
 
El segundo tiempo fue parejo. Pero el que más cerca estuvo de romper con el empate fue Tigre. A los 7, Canuto habilitó por izquierda a Janson que se metió en el área y metió el centro atrás. Con Arboleda vencido, Matías Pérez García definió de zurda ante el arco vacío, pero el palo le ahogó el grito.
 
La iniciativa la llevó siempre el local, pero no pudo volver a generar real peligro ante una ordenada defensa de Banfield liderada por el siempre áspero Renato Civelli. Ledesma buscó piernas frescas en Iritier y Bertocchi (ingresaron por Bolaño y Prediger), pero el partido no salía de su paridad.
 
En la última jugada estuvo la clave. Mauricio Sperduti (había reemplazado a Pablo Mouche 7 minutos antes) habilitó entre líneas a Bertolo, que se filtró en la defensa y se metió en el área. Tiró la gambeta larga y el arquero Federico Crivelli se lo llevó puesto. Penal y Pitana no permitía jugar el rebote, en caso de que existiera. Pero Cvitanich no dudó: tiró arriba, al ángulo derecho del arco de Crivelli y selló el 2-1, con el último suspiro. Para regalarle le triunfo a Falcioni, y a todo Banfield.
 
 


Fuente: SFD-La 96.7 fm Santa Fe

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram