2017-09-13 17:57:15

Presentaron un proyecto para modificar el Autódromo de Buenos Aires para que venga la F1
No hay negociaciones aun, pero hay intensiones de que la Fórmula 1 retorne a la Argentina en 2019. Si no hay circuito, no hay Gran Premio. Y recién en esa etapa transcurre la -por ahora- tímida posibilidad. El director de prueba y delegado de seguridad de la F1, Charlie Whiting, caminó el trazado porteño hace unas tres semanas y se interiorizó de los detalles del proyecto de remodelación del escenario, sobre el cual hizo sus sugerencias, y Carburando.com tuvo acceso al diseño de la pista que fue analizado por el representante de “la máxima”.

El circuito diseñado por la empresa Typsa (la misma que construyó el callejero de Valencia) y la colaboración del responsable de seguridad y circuitos de la CDA del ACA, Diego Mesa, es una combinación de los trazados 8 y 12 del Autódromo de Buenos Aires. El sector mixto del “8” empalmaría con el “12” a la salida de la histórica “S” del ciervo. La modificación más notoria se encuentra en la zona del veloz curvón “Salotto”. El ingre soserá sobre el terreno en el que hoy se encuentra la pista de midget con una curva cerrada, con un ángulo de unos 100 grados. En el diseño original publicado en esta nota, figura una chicana ubicada a la mitad del “Salotto” que Whiting preferiría eliminar para hacer más rápido el sector. La trayectoria original cambiaría. La cinta asfáltica iría más pegada al lago, por lo que la chicana que aparece (en el plano de esta publicación) en el comienzo de la recta sería hacia la izquierda, en lugar del tránsito hacia la derecha en la entrada.
Según lo que se aprecia en el plano, la chicana de Ascari cambia también respecto a su configuración actual y sería más lenta en su velocidad mínima.Con el retroceso territorial de la salida de esta variante, se logra que el recorrido de la curva de Ascari sea completo. Y por último, otra de las modificaciones importantes se ve en la horquilla, que si bien en el plano no se logra identificar, Whiting sugirió una configuración similar a la de la curva 1 de Austin, Texas, con un ápex interno en punta y un ancho de unos 16 metros en el ingreso.
En este plano también se pueden observar las vías de escapes de las distintas curvas. Las que están pintadas en azul son las asfaltadas y las que están en color rojo son camas de leca.
La extensión del circuito sería cercano a los 6.000 metros y podría tener hasta cuatro zonas de DRS (si el sistema continuase en uso), algo inédito en el calendario de la F1. El presupuesto para realizar las obras sería de unos 45 millones de dólares. La semana pasada, Whiting recibió el plano modificado con los cambios sugeridos por él mismo y que en esta publicación se aclaran.
No hay negociaciones concretas aún por la realización del Gran Premio. Se apunta a los primeros meses del 2019 para las primeras fechas del Mundial. Hay intenciones de varias partes. Aunque recién el proyecto está en sus inicios. Y por ahora, el circuito es apenas un plano. Por algo se empieza.

Fuente: SFD-La Red 96.7 - ellitoral.com

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram