2016-02-01 07:31:27

Murió Rubén Dionisio Coletti, una gloria de Belgrano, en nuestra ciudad a los 66 años.
"El Gringo", emblemático capitán del Pirata de los años de la década de 1970, murió en Santa Fe y sus restos son velados aquí.

Murió Rubén Dionisio Coletti. Fue uno de los caudillos más emblemáticos de la historia de Belgrano e impuso su personalidad para comandar los distintos equipos del Pirata durante los años ’70.
 
Su estampa quedó grabada a fuego en los viejos hinchas de la “B”, que este domingo vuelven a evocarlo con dolorosa nostalgia a la hora de lamentar su repentina desaparición a los 66 años, en su Santa Fe natal.
 
"El Gringo", ladero de Tomás Cuellar en la última línea defensiva, había recibido del "Tito" la cinta de capitán y aún hoy figura entre los que más vistieron la camiseta de la entidad de Alberdi: con 323 partidos disputados ocupa el cuarto lugar del ranking, sólo superado por Juan Carlos Olave, Luis Fabián Artime (336) y el propio Cuellar (324).
 
Eso sí, Coletti dejó un récord con vigencia hasta nuestros días: 106 partidos consecutivos como titular entre el 25 de marzo de 1977 y el 8 de junio de 1980.
 
De gran temperamento, dejaba todo en cada jugada, lo que le valió más de una tarjeta roja.
 
“Nunca me gustó la mala intención. Ni la acepto, ni la entiendo, ni la practico. El juego fuerte y leal es otra cosa muy distinta. Nunca apelé al golpe para superar a un adversario, no sólo porque es inútil, sino porque es mi manera de sentir y de jugar al fútbol”, supo contar en una entrevista publicada en La Voz del Interior, en 1979.
Historia
Había debutado el 29 de octubre de 1972, en partido ante Ferro por la tercera fecha del Nacional y en su campaña oficial en el club anotó 17 goles.
 
En 1980, un año antes de abandonar Alberdi, fue el autor de un gol largamente celebrado: el del triunfo en la final de la Copa Internacional Córdoba ’80, cuando una patriada suya, a tres minutos del final del segundo tiempo suplementario, le dio la victoria a Belgrano por 1-0 sobre el Honved de Hungría.
 
Sus últimos clubes fueron 9 de Julio de Rafaela (1983) y Peñarol de Rafaela (1984-85), donde colgó los botines con la satisfacción de una proficua campaña, que incluyó otras seis vueltas olímpicas con los celestes en la Liga Cordobesa: las de 1973 (campeonatos Selección, Clasificación y Oficial), 1974 (Clasificación), 1975 (Selectivo) y 1978 (Apertura).
 
Belgrano está de luto. “El Gringo” es parte de su leyenda.
 
Sus restos serán velados en Santa Fe.


Fuente: SFD-mundod.lavoz.com.ar

 
Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram